Peregrinación de las familias al Rocío

El 28 de abril a las nueve de la mañana salíamos tres autobuses y dos coches particulares camino del Rocío (Huelva), con motivo de la peregrinación con las familias de los seminaristas que organizamos cada año. Paramos a comer en Montero (Córdoba). Después de la comida continuamos el viaje hasta Córdoba. Una vez allí, visitamos la Catedral y tuvimos la Eucaristía en el Seminario Mayor de Córdoba. Al finalizar la Santa Misa seguimos el viaje hasta el hotel en San Lúcar la Mayor (Sevilla).

El 29 de abril a las 9:30 salíamos hacia el Rocío. En el Santuario de Nuestra Señora celebramos la Eucaristía en la que se consagraron los seminaristas de 2º Bachillerato. Seguidamente tuvimos tiempo libre y hacia las 13:30 nos dirigimos a Matalascañas para comer. Después de la comida fuimos a Sevilla. Al llegar fuimos a visitar a la Macarena donde rezamos el Rosario pidiendo por las vocaciones. Después tuvimos tiempo libre para poder visitar algo de la ciudad. Finalizado el tiempo libre marchamos al hotel.

El 30 de abril, último día de nuestra peregrinación, a las nueve y media salimos para Sevilla para celebrar la Eucaristía en la Catedral y a continuación visitarla. Comimos y después de comer emprendimos nuestro viaje de vuelta a Toledo.

Han sido unos días inolvidables en los que Nuestra Madre Santísima ha derramado muchas bendiciones en los corazones de los peregrinos que fuimos siendo toledanos y volvimos siendo rocieros.

Deja un comentario